26 enero, 2021

Nacido en Murcia, el verano de 1929, dedicó toda su vida a la pintura y escritura como forma de expresarse. Definir su obra sería un trabajo complejo por sus numerosas referencias, pero lo que sí se puede afirmar es que fue muy crítico consigo mismo y que derrochaba pasión por lo que hacía. Tanto es así que le llevó a exponer en países como Marruecos, Egipto o Libia y a retratar a grandes personalidades como el Presidente Egipcio Hosni Moubarak, el emir de Qatar o el poeta Al-Bayati. Por su conexión con la cultura árabe, se le concedió la Medalla de Honor del Instituto Egipcio de Estudios Islámicos.

Además de este premio, su pintura caló tanto en las personas que también le concedieron la medalla de Oro de las Galerías Cascorro de Madrid, el tercer Premio de la Sociedad Española de Bellas Artes, el Pimiento de Oro de Murcia o la medalla de Bronce de La Academia de Artes, Ciencias y Letras de París.

José María Falgas supuso un grito a la libertad y optimismo ante la vida. El pintor de veracidad, como algunos lo llaman, fue el autor de nuestro cartel de 1999. Lo llevamos en el corazón junto con su poesía y luminosidad. Seguiremos afrontando el día a día como tú lo hacías, José María.