3 abril, 2021

Francisco Cano Martínez, presidente de Polifemo

¿Qué destacarías de ser sardinero?

La generosidad, el honor y la felicidad por tener la oportunidad de hacer felices a muchísimas personas.

¿Cuánto tiempo tardáis en preparar las actividades que desarrolláis en la organización del Entierro de la Sardina? ¿Cuál es la actividad más significativa?

Estamos todo el año con ideas, pero lo organizamos en los últimos 6 meses. Lo que más nos emociona es la compra de juguetes y joyas.

Además de la semana de fiestas, ¿vuestro grupo realiza algún otro tipo de actividad?

Sí, siempre que algún compañero propone vamos a hacer felices a personas dependientes, ya sean niños o mayores. Nos vestimos de sardineros y, por supuesto, llevamos regalos.

¿Cuál es tu mejor anécdota? ¿Recuerdas algún momento favorito que te haya ocurrido como sardinero?

Fue en el desfile de Sevilla. Antes de medio recorrido, la gente pedía bolsas para llevarse los juguetes, no sabían lo que estaba pasando. Repartimos demasiados juguetes para tan poco recorrido y no sabían como llevárselos todos.

¿Tienes algún año preferido? ¿Por qué?

Sí, en 1992 y el viaje a Sevilla. Fue un año muy bueno para el grupo y para mí.

¿Qué ha supuesto la suspensión del Entierro de la Sardina de estos dos últimos años?

Tristeza e impotencia, pero decirle a todo el mundo que pronto estaremos en las calles repartiendo ilusión, alegría y felicidad.

VIVA EL ENTIERRO DE LA SARDINA

VIVA MURCIA