21 marzo, 2021

Ginés Lardín Celdrán, presidente de Centro Brujo

¿Qué destacarías de ser sardinero?

La alegría y diversión que supone pertenecer al grupo de amigos que participamos en este gran festejo. También poder compartir esta alegría con la gente que disfruta las fiestas, especialmente con los niños, que la viven de una manera muy especial.

¿Cuánto tiempo tardáis en preparar las actividades que desarrolláis en la organización del Entierro de la Sardina? ¿Cuál es la actividad más significativa?

Los preparativos se desarrollan durante todo el año. En momentos puntuales, como la compra de juguetes y pequeños detalles del pasacalles, la preparación de la carroza, la elección de trajes, la programación de encuentros durante el año y una serie de actos que, a lo largo del año, desarrollamos como grupo por tradición. Destacaría las últimas reuniones previas a la semana del festejo, donde concretamos los últimos detalles y nos organizamos para que no falle nada en los días grandes para el grupo Centro Brujo. Estos días previos son especiales, ya que tenemos las fiestas a punto de despegar y estamos cargados de ánimos e ilusión por comenzar y eso se nota en estas reuniones con más alegría aún si cabe de la que suele ser habitual en nuestros encuentros.

Además de la semana de fiestas, ¿vuestro grupo realiza algún otro tipo de actividad?

Sí, varias reuniones a lo largo del año, así como encuentros entre los miembros. Se reparten en distintas fechas señaladas del año para nosotros. Es uno de los secretos brujos, que hace que este grupo sea especial y esté muy unido.

¿Cuál es tu mejor anécdota? ¿Recuerdas algún momento favorito que te haya ocurrido como sardinero?

Son muchas. Podrían ser actuaciones de música en directo de algunos componentes del grupo. Momentos únicos en la carroza previos a la salida donde bailamos y cantamos nuestros temas favoritos y otros muchos grandes momentos que pertenecen a la historia de los brujos que nos reservamos para nuestras alargadas sobremesas de interminables risas.

¿Tienes algún año preferido? ¿Por qué?

Quizá sea el 2019 porque, sin saber lo que vendría después, ha sido el último que hemos podido disfrutar con normalidad y del que tengo el recuerdo más presente. Esperamos que pronto podamos tener de nuevo un Entierro de la Sardina como los anteriores.

¿Qué ha supuesto la suspensión del Entierro de la Sardina de estos dos últimos años?

Una desilusión tremenda que llegó casi a las puertas del inicio de los festejos. Estos dos años sin fiestas seguro van a suponer una vuelta con más ganas que nunca por disfrutar como imagino lo será para todos los que asistimos habitualmente a las Fiestas de Primavera de Murcia.