9 marzo, 2017

Os contamos la historia de Pablo Torres, amante de la pintura y el Entierro de la Sardina. Tanto es así que hemos decidido adoptar su cuadro y repartirlo a todos los asistentes del acto de presentación de la revista sardinera, este sábado 11 de marzo, en el salón de actos del Edificio Moneo. Por supuesto, como no podía ser de otra manera, el cuadro se transformará en un juguete, en concreto en un puzle.
Pablo Torres Vidal nació en Cartagena en 1986. Desde niño se sintió atraído por la pintura. Durante su infancia, presentó problemas en la comunicación con los que le rodeaban. Pero un día, descubrió el dibujo, aún siendo niño. A través de sus dibujos, compone obras de corte surrealista que guardan profundas historias en su interior. Pablo es un creativo incansable y la pintura es su camino, ecléctico y soñador, mezcla en su obra todo tipo de personajes, ubicándolos en espacios fantásticos.
Inspirándose en la realidad, es capaz de fundir en un mismo lienzo paisajes naturales, arquitecturas urbanas emblemáticas, héroes inventados, personas de carne y hueso, y todo tipo de elementos dispares que, como en un sueño, se unen para dar forma a una realidad coherente llena de colores vivos perfectamente armonizados.
Es un gran hijo, hermano y amigo, con un elevado sentido de la justicia. Ello, unido a un gran interés por la cultura y conocer nuevos lugares, ha hecho que, de manera totalmente autodidacta y desde su habitación, con un lápiz, un papel y un ordenador, pueda expresarse a través de su obra.
Actualmente, asiste todos los días al centro de día APICES, en Cartagena. Allí, además de participar en actividades de rehabilitación y terapia ocupacional, elabora diseños y dibujos únicos.

Conociendo a Pablo un poco más:

¿Cómo surgió la idea del surrealismo pop?
La idea del surrealismo pop surgió de fusionar dos movimientos artísticos que me apasionan… el surrealismo y el pop art, basándome en cuadros de Picasso, Dalí, Velázquez, Van Gogh, Warhol y otros… con vistosos colores vivos y un estilo comiquero.
¿De dónde surge la idea de realizar el cuadro del “Entierro De La Sardina”?
El cuadro del Entierro de la Sardina surgió a raíz de mi admiración por esta fiesta. La idea de hacer este cuadro me vino un día en mi taller de APICES, cuando observé al escultor Juan José Quirós moldear una pequeña escultura del Entierro de la Sardina, con la Sardina ardiendo y los hachoneros alrededor. Pasaron los días, y una tarde estaba falto de inspiración, me tumbé en mi cama y me llegó a la mente la escultura del Maestro Quirós, mientras dormía soñé con un lienzo en blanco, y empezaron a volar por mi cabeza la sardina quemándose, la catedral de Murcia, y los hachoneros con las antorchas, hasta que cada elemento pasó al lienzo ocupando sus respectivos huecos.